Le interesan la robótica, la cocina, el ping-pong, pero mientras tanto, Sergio Vargas quien en unos días cumplirá 12 años de edad ¡es pianista!

Cortesía: Familia Vargas.

Cortesía: Familia Vargas.

Así son los niños como tú, los niños que como dice Sergio: “No se rinden nunca”. Es dedicado porque para tocar al lado de grandes pianistas y en el Palacio de Bellas Artes, de la Ciudad de México, se requiere disciplina.

Sergio Vargas Escoruela

Sergio es feliz, su voz lo dice todo, como cuando platicamos hace un par de meses con él (lee aquí) y nos dijo que su momento más feliz del día es cuando toca el piano y también le encanta cuando se mete a bañar.

Hace unos días participó en el ciclo: “Jóvenes en la Música”, organizado por el Instituto Nacional de Bellas Artes, con el pianista Alberto Cruzprieto y tocaron piezas de los compositores: Maurice Ravel, Bach, Mozart y Chopin.

Cortesía: INBA.

Cortesía: INBA.

Además, acompañó al actor Mario Iván Martínez en la celebración de 20 años de contar historias para hacer soñar despiertos a los niños, en la función “La Música y los Cuentos”, y presentaron dos historias de Hans Christian Andersen: Pulgarcito y El soldadito de plomo.

Mario Iván Martínez / Facebook.

Mario Iván Martínez / Facebook.

“Después de nuestro concierto familiar “La Música y los Cuentos”, en el Teatro de la Ciudad, donde participó con nosotros el inusitado joven pianista Sergio Vargas Escoruela, de Torreón, corrimos a presenciar su recital en la Sala Manuel M. Ponce del Palacio de las Bellas Artes, donde deslumbró de nueva cuenta ahora con obras de Bach, Mozart, Chopin y Ravel. En ambas presentaciones Sergio se vio arropado por la guía, talento y espaldarazo del maestro Alberto Cruzprieto.

Su desempeño a cuatro manos con la obra Mamá la Oca del compositor francés, fue casi telepático; de inusitada belleza. Vargas viajará a Italia con el fin de recibir la tutela de renombrados pianistas de nivel mundial. ¡A volar muy alto, querido Sergio!”, Mario Iván Martínez.

Mario Iván Martínez.

Mario Iván Martínez.