El trabajo de las mujeres en la industria de la moda suma importantes ingresos para la economía de México. En el 2015 el valor de las telas y complementos de vestir exportados fue de 40 mil 840 millones de pesos.

En México, más de la mitad de las personas que trabajan en la producción de prendas son mujeres, de acuerdo con datos del INEGI (2010).  A nivel global, superan la cifra representando a un 80 por ciento de los trabajadores.

Tres organizaciones trabajan a favor de los derechos humanos de las mujeres y se han agrupado en una colaboración tripartita, impulsadas por Fundación C&A, con el fin de defender los derechos de las mujeres trabajadoras en la industria.

Fondo Semillas, Hispanics Philanthropy (HIP) y el Proyecto de Derechos Económicos, Sociales y Culturales (ProDESC) anunciaron el proyecto: “Mejorando las condiciones laborales y de vida para mujeres trabajadoras en México”, que articulará a siete organizaciones de trabajadoras de la maquila en Aguascalientes, Jalisco, Morelos, Puebla, Coahuila, Oaxaca y la Ciudad de México.

Cortesía: Fundación C&A.

Cortesía: Fundación C&A.

¿Qué harán?

  • Fortalecerán a las organizaciones que defienden los derechos laborales
  • Impulsarán el empoderamiento de las trabajadoras en la maquila
  • Señalarán las responsabilidades y las obligaciones que tienen tanto el sector privado como el gobierno en el respeto y cumplimiento de los derechos laborales y humanos
  • Generarán espacios de diálogo entre las organizaciones locales, las empresas (marcas de ropa), las maquilas locales y las cámaras de comercio de la industria de la moda
  • Propondrán soluciones colaborativas.

 “Muchas veces trabajamos 12 horas de pie, y eso tiene fuertes repercusiones en la salud y en la vida de las mujeres. Para ir al baño hay que apuntarse en una lista y media hora después te dan permiso de ir. Los mejores puestos operativos los tienen los hombres y son mejor pagados”, comentó una trabajadora de esta industria.

 Este proyecto es financiado por Fundación C&A desde su programa de condiciones laborales, en el que a través del fomento de la transparencia y el empoderamiento de los trabajadores, pretende asegurar condiciones de trabajo más dignas, seguras y justas, para hacer de la moda una fuerza para el bien.