Por Dulce Díaz, 18 años / Club Top News

Conocer a Ed Sheeran ha sido la mejor experiencia de mi vida. Entrar a la sala donde él estaba y verle ahí de pie, sonriendo… esperando a que me acercara y que me saludara diciendo: “Hi, How are you?”, fue lo máximo.

Lo abracé y el también, fue un momento tan bonito. Juro que Ed es la persona más linda y humilde, no es nada ‘payaso’ ni grosero… A pesar de las advertencias de los organizadores que estaban ahí poniendo orden, y me dijeron que Ed solo firmaría una cosa, una foto y que yo no debía grabar… Al estar con él, me firmó lo que quise, por ejemplo mi boleto, porque se mostró muy accesible.

Le pedí que hiciéramos un video para saludar a mi hermano y aceptó sin dudarlo.

Yo quería que Ed disfrutara de su visita a México, así que le llevé tequila, un sombrero de charro, una bandera de México y ¡una guitarra de juguete!

Se sorprendió bastante, como yo lo estaba. Cada vez que le entregaba algo me decía: “Thank you” con una sonrisa en su rostro, que nunca quitó.

Estuve con él entre 3 y 5 minutos… pero han sido los mejores minutos de la vida. ¡Nunca olvidaré este momento!

Estar con él fue increíble, es guapísimo. Nunca superaré esa sonrisa, el brillo de sus ojos azules, su cabello naranja y sus tatuajes.

¡Dios! Esos tatuajes en sus brazos, con tanto un significado para él. Fue imposible no perderme en ellos por un momento. Definitivamente, el mejor día de mi vida.

Cortesía: Dulce García.

Cortesía: Dulce García.

 

También te gustará leer: Ed Sheeran recibe discos de oro y platino en México.