Timberland hizo su debut en México con la colección de calzado en el otoño del 2014, para los hombres, mujeres y niños, en tiendas departamentales y hoy abre su primera tienda en Antara Polanco.

Cortesía: Timberland.

Cortesía: Timberland.

Para cada producto, Timberland utiliza materiales reciclados y renovables, como botellas de plástico recicladas para la tela ReCanvas™
  • El calzado para niños tiene plantillas especiales que se quitan para ver cuando ya no te quedan los zapatos, según las marcas que notarás
  • Son resistentes al agua y a las manchas
  • Son cómodos y amortiguan tu peso al correr, saltar y jugar
  • Las botas cuentan con suela de caucho reciclado en un 50%.
  • El calzado no contiene PVC.
  • Las cajas del calzado se hacen con cartón 100% reciclado y tintas a base de soja.
Cortesía: Timberland.

Cortesía: Timberland.

Para que sepas:

Nathan Swartz empezó todo en 1952 con la Abington Shoe Company en el sur de Boston. Sus dos hijos, Sidney y Herman, se le unieron unos años después y reubicaron la compañía en Newmarket, New Hampshire. En 1973, Sidney introdujo una de las primeras botas de piel contra agua de su tipo. Incorporando piel nubuck premium de grano, suelas gruesas de caucho con hendiduras y trabajo artesanal sin precedentes, la bota amarilla se convirtió en un clásico instantáneo. La llamó “Timberland”.

No pretendía crear un nuevo ícono de la moda. La bota amarilla nació para el New Englander trabajador. Fueron forma, funcionalidad y artesanía que inspiraron a Timberland a crear su bota amarilla, no las tendencias y pasarelas. Y mantenerse fiel a esa autenticidad es el ideal que atraía a los creadores de tendencias en el mundo de la moda en todas partes. Eventualmente, venderle a tiendas como Bloomingdale’s y Saks Fifth Avenue fue el comienzo de toda una nueva era de la bota amarilla (the original yellow boot): la bota como moda.