Una gran escultura de una bailarina de ballet, nombrada “Seated Ballerina” tiene a todos con la “boca abierta” en New York; su creador, el artista Jeff Koons, dice que “comunica optimismo”.

Como arte de magia, en estos días los habitantes y visitantes de la Gran Manzana tendrán la oportunidad de visitar a la “Bailarina Sentada” (Seated Ballerina 2017) quien posa transmitiendo su majestad, mientras se acomoda las zapatillas de ballet, en medio del Rockefeller Center.

Rockefeller Center / Twitter.

Rockefeller Center / Twitter.

Con un gesto muy natural y vestida en tonos azules, la resplandeciente bailarina parece salida de un cuento de hadas. ¿Se estará preparando para una función? ¿Estará terminando de ensayar? ¿Qué pieza estará interpretando? Son algunas de las preguntas que todos nos hacemos.

La bailarina de Koons es una escultura inflable de nylon, basada en una pieza de porcelana -como esas que de repente hay en las casas de nuestros abuelos- se trata de una representación contemporánea de la diosa Venus que hace referencia a la belleza, al amor y a la fertilidad.

Rockefeller Center / Twitter.

Rockefeller Center / Twitter.

La bailarina, como los globos metálicos y las esculturas de Koons, ha sido capaz de reflejar a los visitantes y al entorno los colores y el positivismo de la primavera neoyorkina, gracias a sus 14 metros de altura.

“Siempre es emocionante estar comprometido con la comunidad, y ahora con todas las personas que pasan por aquí, y son cientos de miles al día que vienen al Rockefeller Center. ¿Sabes? Es un símbolo del centro del mundo, por el Árbol de Navidad por ejemplo y ahora para mí. Admirar todos los eventos que tienen lugar aquí es como una especie de ritual, hasta cierto punto, y eso es muy significativo “, Koons.

Koons trabajó con Kiehl’s Since 1851 y Art Production Fund para este proyecto, para generar consciencia del trabajo que realizan en el International Centre for Missing & Exploited Children, en el mes nacional de los niños extraviados. La exhibición permanecerá hasta el viernes 2 de junio del 2017.

Verdaderas musas

Las bailarinas tienen una gran representación en la historia del arte. Las vemos en cerámicas griegas, tapices de la Edad Media, pinturas del barroco y rococó, o en las famosas niñas de Degas, por ejemplo: Degas’s Little Dancer, la escultura de “Pequeña Bailarina de Degas” de 14 años (c. 1881), que fue creada basada en Marie van Goethem.

Existen 28 réplicas de cobre. Su falda de tul y las zapatillas son reales. Cuando se mostró por primera vez causó gran revuelo, ya que nunca se había podido apreciar una escultura así. 

©National Gallery of Art.

©National Gallery of Art.

 Para que sepas…

Jeff Koons es un artista especialista en crear un gran revuelo. Desde sus inicios, cuando expuso una aspiradora, New Hoover Deluxe Shampooer (1978) o sus inflables conejos y flores (1979) que después se convirtieron en esculturas gigantes como el Cisne Amarillo (2004-2011) que estuvo exhibido en la explanada del Museo Jumex, en la Ciudad de México; o como Puppy (1997) que estuvo en el Museo Guggenheim de Bilbao.

Recientemente diseñó para Louis Vuitton, la colección: The Masters Collection, basada en piezas maestras de Da Vinci, Tiziano, Fragonard, Van Gogh y Rubens. 

©Louis Vuitton / Facebook.

©Louis Vuitton / Facebook.

También “The Seated Ballerina” estuvo en Malba, Buenos Aires.

Jeff Koons / Facebook.

Jeff Koons / Facebook.

 La web de Jeff Koons.