A Pier Giuseppe le dio mucha curiosidad la vida de los reptiles, cuando tenía 10 años de edad. Hoy que acaba casi de cumplir 18, es un zoocriador respetado por más de 100 lagartos que ha cuidado y reproducido.

Le interesa cuidar la vida. Increíblemente el primer reptil que cuidó, todavía vive con él. Es un gecko leopardo; una lagartija amarilla con motitas y nos compartió su foto.

“De niño me encantaban los dinosaurios, empecé a buscar algo que pudiera estudiar en la vida real y encontré mi vocación en conocer la vida de los reptiles”, nos contó al salir de clases.

Top News.

Top News.

“Con el tiempo he formalizado todo lo que voy aprendiendo, y ahora estoy en un proyecto intensivo del manejo de la vida silvestre con un registro ante la Profepa (Procuraduría Federal de Protección al Ambiente) y ante la Semarnat (Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales). Estoy trabajando en un reservorio genético de una especie de lagarto mexicano llamada: Heloderma que es una de las únicas dos especies de lagartos venenosos en el mundo”.

Pier es de las pocas personas que está en un proyecto para conocer y manejar a estos animales, con los que nadie quiere trabajar porque son peligrosos, “pero yo me arriesgo”, nos dijo con singular alegría.

Me gusta mucho

“Mi sueño platónico, aunque suene bastante protagónico, es que me gustaría ser reconocido a nivel internacional como reproductor de esta especie. Me gustaría que la comunidad científica reconozca el trabajo que hago y aportar información sobre la toxicología de estos animales, en desarrollar medicamentos y en su re-introducción a la naturaleza porque están en peligro de extinción dos de las subespecies: Heloderma horridum alvarezi y el Heloderma horridum charlesbogerti. Desarrollarme en este campo y en el de la ecología y entrar en un programa de re-introducción para salvar a las especies”.

Este animal es endémico de México, el Heloderma horridum, también lagarto enchaquirado.

México necesita más personas que trabajen con estos animales y las estudie a detalle.

A Pier le inquieta que se tengan tantos paradigmas sobre acerca de la conservación de las especies. “El lugar de muchos animales está tan degradado que solo pueden quedar en nuestras manos, en cautiverio como su única opción de sobre vivencia. Uno de estos animales es el Heloderma, está en nosotros conservarlo. Todo el trabajo zoológico que hacemos personas como yo, está ayudando a varios animales así que hay que tener una visión más amplia sobre el trabajo humano en cuanto a la conservación de la naturaleza”.

El mundo de los animales es maravilloso

“Si les gustan los animales, atrévanse a conocerlos y a especializarse. Es un mundo maravilloso e impulsor. Te hace que te desarrolles como joven, a mí me ha aportado valores “extrahumanos”, el valor de la bio ética y que tenga una conciencia mayor sobre nuestro planeta, sobre la ecología y sobre lo que estamos cuidando y destruyendo”.

“Cuando era niño entendía mejor la naturaleza que ahora. Cuando eres niño encajas mejor en el entendimiento de la naturaleza así que háganlo”.

Hoy que es Día del Niño en México aprovecho para decirles que es de las pocas oportunidades que tenemos, somos niños muy pocos años realmente, así que hay que explotarlo. Disfrutar de la infancia y la inocencia.