Cuando pienses en hacer algo bueno por los demás, en tu colegio, casa o comunidad, no pienses que eres muy joven para lograrlo. Si lo platicas con tus papás o algún profesor, seguramente te orientarán o apoyarán para realizarlo.

Tyler Fugett tiene 9 años y le pidió a su mamá que compraran cien libros para donarlos a la cárcel.

“No quiero que la gente piense cosas malas mientras están en la cárcel. Deseo que cuando salgan no hagan cosas malas otra vez”, dijo a los diarios de Clarksville, en Tennessee.

Tyler estuvo ahorrando y visitó más de doce librerías y tiendas para elegir los libros, con su mamá Rebecca Corkren.

A Tyler se le ocurrió esa idea luego de ver que su padrastro era encarcelado continuamente. En la cárcel, los reos pueden pedir prestada la Biblia y tres libros cada quince días a la biblioteca. Todos los libros son donados.

Quiere donar más libros a hospitales y a asilos.

 

Cuéntanos ¿qué haces tú en tu comunidad? clic aquí.