“Los adultos solo pueden entrar, si son divertidos”, señalaría un letrero a la entrada de la nueva Divertiteca; así le han llamado 20 niños, niñas y adolescentes, a la nueva biblioteca del siglo 21 que imaginaron en #Readmagine16, guiados por Chiquitectos (un equipo de profesionales que motivan a ciudadanos participativos, para cambiar el estado de las cosas).

Será un nuevo espacio de reunión, lectura y aprendizaje, de acuerdo con las maquetas, videos e imágenes, que crearon para darle un nuevo giro a las bibliotecas como las conocemos hoy.

Esta nueva biblioteca tendrá discoteca y cafetería con muros curvos y blandos que servirán también como muebles. Un muro de tubos de colores separará la cafetería de la sala infantil. En cada sala habrá robots pequeños para ayudar a encontrar los libros y hasta para jugar con los visitantes. En la “Sala Paradise” podrán tomar siesta. Además, harán un riguroso ‘casting’ de bibliotecarios. Han pensado en todo luego de platicar, planear y diseñar sus ideas durante una semana.

Cortesía: Chiquitectos.

Cortesía: Chiquitectos.

¿Qué imaginaron?

  • Debatieron sobre sus ideas y elaboraron ‘collages’,
  • Diseñaron el espacio arquitectónico, tomando en cuenta la importancia de la luz, los materiales que emplearían y el mobiliario
  • Escribieron un guión para presentar el proyecto, dialogaron muchísimo; pusieron en práctica algunos consejos de expresión corporal y lenguaje oral para lograrlo.
Cortesía Chiquitectos.

Cortesía Chiquitectos.

La fómula de la nueva biblioteca

  • Es un edificio amplio para jugar y disfrutar
  • Una torre de tres pisos de la que desciende un tobogán
  • Tiene zonas de lectura
  • Salas de música, para conciertos
  • Salas para ensayar, con un espacio al aire libre
  • Salas para escalar, y así alcanzar los libros
  • Espacios al aire libre con tumbonas
  • Discoteca para fiestas
  • Área infantil y de bebés
  • Un pequeño café
  • Sala de videojuegos
  • Sala ‘Paradise’, toda acolchonada, con varios cojines y pufs, para descansar y para ver películas
  • Zonas de reunión con vistas maravillosas
  • Máquina expendedora de libros

“Esta divertiteca, por supuesto que tiene salas normales para quienes sigan queriendo estar en una biblioteca como las de antes y porque habrá libros, si no, no es una biblioteca. Queremos saber si se va a construir y cuándo”.

Todo esto ocurrió en la Segunda Semana de la Innovación Digital de la Lectura, los Libros y las Bibliotecas, en Madrid, que se realizó en Casa Lector.

En Madrid, la Dirección General de Bibliotecas del Ayuntamiento y la Fundación Germán Sánchez Ruipérez promueven de esta manera tan valiosa, que niños, niñas y adolescentes participen en el desarrollo de nuevos proyectos.

Tú, ¿cómo imaginas la biblioteca ideal? Escríbenos y en redes sociales usa las etiquetas: #mibibliotecaideal #chiquitectos #TopNEWS.