“La pronta respuesta del equipo de seguridad salvó la vida del niño. Todos estamos devastados porque este trágico accidente provocó la muerte de un gorila en peligro crítico”, dijo el director del zoológico, Thane Maynard. “Es una gran pérdida para la familia del Zoológico y para la población de gorilas en todo el mundo.”

image

Un niño de 4 años de edad, se subió a través de una barrera colocada para evitar el paso del público en la zona “Gorilla World”, el sábado en el zoológico de Cincinnati, y cayó en el foso de la exposición. Dos gorilas hembras fueron retirados de inmediato, pero el tercero, un macho, estaba en el patio con el niño. El equipo de Emergencias del parque respondió a la situación que amenazaba la vida y tomó la difícil decisión de disparar al gorila (Harambe).

“Harambe” pesaba 181 kilogramos y con una sola mano era capáz de abrir un coco para comerlo.

– Nació en cautiverio, en Texas

– Tenía 17 años de edad

– Estaba en Cincinnati desde el año 2014.