Vivir fuera de tu país, no ha de ser sencillo, pero si transmites a los demás algo de lo que más te gusta del lugar donde naciste quizá ayude para compartir tu cultura, intercambiar ideas y aportar tu granito de arena a la historia de vida de otros. Angélica Hernández es mexicana, nació en Chihuahua, y nos escribió desde Wiesbaden, Alemania, para contarnos cómo decidió compartirles a los niños alemanes, la manera de celebrar los cumpleaños infantiles en México, entre otras tradiciones. Para lograrlo ha escrito los primeros libros de una serie de cuentos.

Mi primera historia, “se trata de un cuento corto, para promover nuestra tradición de la piñata. Vivo en Alemania y mi hija es mexicana-alemana, así que empecé haciéndole cuentos para ayudarme a enseñarle nuestro idioma, y luego se me ocurrió escribir cuentos para mantener frescas nuestras tradiciones también con las familias de mexicanos con quienes nos reunimos a veces. Acá no encontramos muchos libros en español y familias como la nuestra tienen el mismo problema. Lo hice principalmente pensando en el público en Alemania, pero también lo han comprado en España, por el tema de la piñata. También les interesa para los niños que aprenden alemán (o español acá)”.

El primero lo tituló: “El cumpleaños de Lula Malula” (Lula Malulas Geburtstag), un cuento ilustrado también por Angélica, y que abre paso a una serie de historias infantiles sobre la cultura mexicana y el cuidado al Planeta. El día que lo presentó, hizo una piñata para mostrarla a todos, en diciembre del 2015.

“Los cumpleaños en Alemania suelen celebrarse solo con los niños (sin padres), según la edad, en algún parque de juegos infantiles o restaurantes para familias con niños. La mayoría de las personas, no conoce la piñata. La canción que cantan es básicamente el ‘happy birthday’, pero traducido al alemán (zum geburtstag viel glück…)”.

Cortesía: Cuentitos Mágicos.

Cortesía: Cuentitos Mágicos.

“Cuando recién publiqué el libro, me invitaron a leerlo en una escuela primaria en una ciudad vecina. Los niños tenían entre 8 y 10 años. La maestra  les llevó una piñata hecha por ella misma y yo les llevé los dulces. Los niños leyeron el cuento, les gustó mucho (a pesar de la edad, pensé que quizá estaban demasiado grandes pero no) y después quebraron la piñata; ¡estaban felices!, tanto que hasta me preguntaban que cuándo volvería. Igual pasó en el kindergarten de mi hija, donde hice una presentación y les llevé una piñata”.

image

Angélica tiene una maestría en leyes que hizo en Barcelona, España, donde también vivió durante once años y ahora descubrió su placer escribiendo. Con su segundo libro ilustrado, “El rescate de Tuti” ganó en el Concurso de Cuentos Infantiles sin Fronteras de Otxarkoaga y será publicado, junto a cuentos de otros autores, donde figuran también niños. Lo presentarán el próximo 22 de mayo, en Bilbao, en el contexto de las Jornadas Infantiles de Otxarkoaga. Angélica leerá su cuento en voz alta.

Este cuento muestra cómo afecta la contaminación a los animales, “pero se queda corto frente a la realidad”, dice Angélica, “hay que poner nuestro granito de arena”.

Imagino a Angélica caminando llevando en el alma la música y el color de México, es así como quizá también se inspira para escribir y publicar sus libros en español y en alemán. Además los ilustra, traduce y los distribuye por cuenta propia.

Angélica tiene el sito web Cuentitos Mágicos para estar en contacto con gente de Alemania y con mexicanos que vivan en otros países.

Cortesía: Angélica Hernández/©Cuentitos Mágicos.

Cortesía: Angélica Hernández/©Cuentitos Mágicos.

En este video puedes mirar la exhibición de los cuentos del Concurso en Bilbao.