La forma, apariencia y tono del excremento fue motivo de estudio para los artistas Daniel Roberts, Nigel George y Dave Badman del colectivo Eccleston George; ellos son los curadores del Museo Nacional del Excremento (National Poo Museum) que abrió sus puertas en la Isla de Wight, en Inglaterra, con una veintena de muestras.

“Los arqueólogos saben que el excremento está lleno de pistas, la de un fósil reveló varios secretos de los alimentos y las enfermedades de los vikingos”, dicen los curadores.”Estudiar el excremento ha servido para conocer el comportamiento de las especies extintas. También proporciona nuevos conocimientos sobre cómo la actividades agrícolas contribuyen al cambio climático”, afirma la Dra. Gill Fiona.

Desagradable pero útil

  • Inauguraron el 25 de marzo del 2016
  • Usaron una máquina especial para secar las heces
  • Las muestras de excremento de león tardaron ensecarse quince días y una hora la de los insectos
  • Exhiben heces de insectos, caballos, alces, lobos y de bebé humano en 20 esferas de resina iluminadas
  • La muestra más larga, mide un metro, es de un fósil hallado en América
  • Algunas heces hay que mirarlas al levantar la tapa de excusados ‘retro’
  • Hay muestras de hace 140 millones de años
  • En el museo incluyen información sobre la falta de saneamiento en la mayoría de los países desarrollados y otros datos interesantes y curiosos
  • Llevarán la exhibición en un tour en el Reino Unido.

El  sitio web es: poomuseum.org.

Su página en Facebook.