¿Hay alguien a tu lado? Quizá pasas varias horas del día acompañado o acompañada, pero casi no conversas. Porque la mayoría estamos buscando otras conversaciones, virtuales o frente a alguna pantalla de cine, televisión, computadora o dispositivo móvil.
Hacemos como que estamos. Nos conformamos con mirarnos o con respondernos frases cortas.

©Jimin Yoon.

©Jimin Yoon.

©Jimin Yoon.

©Jimin Yoon.

Parecemos robots. Todos estamos muy ocupados. Claro, cada quien tiene sus intereses.

Para que poco a poco vaya renaciendo el arte de conversar y construirnos entre todos, invita a alguien de tu familia a caminar, camina con tus amigos. Coleccionen historias, sus gustos, sus recuerdos y anhelos. Irás descubriendo un tesoro en cada persona que te rodea. Dejarás de mirar a tus papás o hermanos como robots una vez que los conozcas más porque todos vamos cambiando con el paso de los meses, ya ni siquiera de los años. Cada instante nos transforma. Y ahí está la riqueza de compartirlo y platicarlo. Esto se va dando poco a poco pero hay que practicarlo.

Se acercan las vacaciones y es momento de que nos hagamos caso, nos escuchemos, sonríamos y entonces sí compartir al mundo virtual el alma de nuestras vidas. Tenemos tanto que contarnos…