Las ‘moon boots’ llegaron con todo para abrigar los pasos en zonas de verdadero invierno.