Todos los juegos de la NFL tienen un tercer equipo en el campo: los árbitros. Oficiar correctamente un partido de la NFL lleva años de entrenamiento y experiencia.