§ Invitado: Rod §
Todos los días lo escuchas en la radio o en la televisión: “Los políticos dijeron que…”; “los políticos votaron por…”; “un político declaró a…”
Mientras que en casa, el colegio o en la calle oyes: “los políticos son todos unos (y aquí pon tu mala palabra favorita)”. Pero, ¿quiénes son los políticos?, ¿por qué nadie, pero en serio NADIE, los quiere?, ¿sirven de algo?, ¿realmente trabajan?
En realidad hablar de políticos y política es un tema ‘peliagudo’: te puedo adelantar que si la gente no los quiere es por que varios (no todos) se han ganado el desprecio general, pero vamos por partes.
Para entender qué es un político, primero tenemos que saber qué diablos es la política, y para eso nos faltan muchas columnas. Y esa es precisamente la intención de ¡Qué rayos! para comprender de qué trata esto de la política (llamada también “la polaca”).
Claro, te debes estar preguntando:  “Bueno, ¿y a mí qué me importa todo eso?” Pues bien, te debe importar y mucho. Te explico: primero por que la política, pese a su mala fama, es la forma que tenemos los ciudadanos de resolver problemas, ponernos de acuerdo, hacer leyes y más, es decir: la política nos toca a ti, a mí y a todos. Segundo porque tarde o temprano la política va a tocar a tu puerta, ¿cómo?, pues cuando estés en edad de votar.
©MPH

©MPH