Los brazaletes de hule codificados con la información de la tarjeta que usen tus papás para pagar la entrada al parque, te abren las puertas de Disneyland. No solo eso, te avisan cuando es el momento ideal para subirte a la montaña rusa sin hacer fila y sirve para pagar en tiendas y restaurantes de Disney. ¡No es un sueño! Es una realidad llamada: Magic+ para experimentar de todo en la Tierra de la fantasia.

Disneyland recibe 30 millones de visitantes al año, así que esta pulsera permite también que conozcan lo que hacen niños, jóvenes y adultos.

©Disney

©Disney